sábado, 26 de octubre de 2013

EL TIEMPO


ANTES EL TIEMPO NO SE MEDIA, SE VIVÍA EN TÉRMINOS DE ETERNIDAD Y EL TIEMPO ERA EL NATURAL DE LOS PASTORES, DEL DESPERTAR Y DE DESCANSO, DEL HAMBRE Y DEL COMER, DEL AMOR Y DEL CRECIMIENTO DE LOS HIJOS, EL PULSO DE LA ETERNIDAD;  ERA UN TIEMPO CUALITATIVO, EL QUE CORRESPONDE A UNA COMUNIDAD QUE NO CONOCE EL DINERO. DESAPARECIÓ YA ESA SENSACIÓN DEL TIEMPO CÓSMICO: NUESTROS ALTOS EDIFICIOS NOS IMPIDEN SEGUIR EL CRECIMIENTO Y EL DECRECIMIENTO DE LA LUNA, LA MARCHA DE LAS CONSTELACIONES, LA SALIDA Y LA PUESTA DEL SOL. HOY EL TIEMPO ESTA INVENTARIADO EN LOS RELOJES DE LAS FABRICAS Y OFICINAS; CADA SEGUNDO, CADA MOVIMIENTO DEL OPERARIO FUE APROVECHADO AL MÁXIMO Y EL HOMBRE FINALMENTE QUEDO CONVERTIDO EN UN ENGRANAJE MAS DE LA GRAN MAQUINARIA.

                          
ERNESTO SABATO, hombres y engranajes (1951)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada